EL DÍA QUE TODO CAMBIÓ

Nuestro proyecto pretende dar visibilidad a la diabetes tipo 1 y sus necesidades. El proyecto abarca un libro de testimonios en primera persona sobre la diabetes tipo 1, (pacientes, familiares, amigos, profesionales); un foro: http://www.tuvidacondiabetes.es/ ; este blog; charlas informativas, y un documental que pronto compartiremos con todos los lectores. Gracias por estar aquí y compartir esta dulce experiencia.

Si quieres comprar "El día que todo cambió" a través de Amazon, pincha aquí https://www.amazon.es/dp/8469752863






martes, 6 de diciembre de 2016

No pasa nada


Después de años de maestra de escuela, una amiga terapeuta me enseñó lo nefasto que es decir a los niños y niñas que se quejan, el famoso: "No pasa nada". Esas palabras agudizan aún más lo mal que lo está pasando, porque niegan  lo que está sintiendo, y negar lo que se siente tienen consecuencias. Resulta mucho más oportuno decir: "Ya sé que te duele mucho, pero se va a pasar enseguida, poco a poco, verás, estate tranquilo que ya se va pasando...".

Sveta Dorosheva
Durante años, he tenido la sensación de que a los padres y  madres de hijos con diabetes, se nos ha querido tratar como a una niños de escuela: "No pasa naaaaada". Todos los mensajes han ido encaminados a esa afirmación. Y entonces, si no pasaba nada... ¿ Por qué nos sentíamos a veces,  tan mal? ¿ Es posible que no supiéramos gestionar las emociones igual que otras personas?

Si abrías una revista de diabetes, no pasaba nada... todos tan felices, sonriendo, haciendo vida " normal" y al parecer, no les pasaba nada...

Si entrabas en alguna red social de diabetes, la gente exhibía sus excelentes y maravillosas hemoglobinas, suyas o sus hijos. Y aparentemente, todos lo llevaban fenomenal. No pasaba nada...

Si tratabas de comentar o quejarte en algún lugar, la gente se te echaba encima. Está mal visto quejarse en diabetes. Está muy mal visto, porque, por lo visto, desanimas a los demás. Osea, al que lo está pasando mal, que se las apañe y que no moleste, que los demás estamos con eso de que no pasa nada...y nos va fenomenal.

No pasa nada... y tanto es así que se lo han creído los maestros, la familia y el resto de la sociedad.

Bueno, pues sí pasa.

Pasa que, incluso, a veces, la diabetes viene acompañada de otras patologìas, u otros problemas que ya tenía el niño o niña previamente o que han surgido después,  como son TDH, o celiaquia,  depresión,  ansiedad, fracaso escolar,  epilepsia, o etc etc. Pero ojo... que no se le ocurra a nadie protestar porque,no pasa nada....No vaya a ser que desanimes a los demás.
Un niño o niña con otra patologia lo tendrá muchísimo más complicado. Pretender medir a todos los niños y niñas, a todas las familias y a todas las vivencias por la misma vara de medir es una enorme injusticia además de un claro ejemplo de falta de empatía.

Sí pasa, y pasa mucho, pero hay que estar tranquilos, se aprende, se lleva, se sobrelleva, se automatiza y la vida vuelve a ser "casi" igual. Pero por favor, que no nos digan que no pasa nada. Es tremendamente injusto y me atrevería a decir que hipócrita.




No hay comentarios:

Publicar un comentario