EL DÍA QUE TODO CAMBIÓ

Nuestro proyecto pretende dar visibilidad a la diabetes tipo 1 y sus necesidades. El proyecto abarca un libro de testimonios en primera persona sobre la diabetes tipo 1, (pacientes, familiares, amigos, profesionales); un foro: http://www.tuvidacondiabetes.es/ ; este blog; charlas informativas, y un documental que pronto compartiremos con todos los lectores. Gracias por estar aquí y compartir esta dulce experiencia.


viernes, 10 de febrero de 2017

Francisco Javier Arroyo. Pediatra Endocrinólogo del Hospital Universitario Materno-Infantil y Perpétuo Socorro de Badajoz

Poco a poco estamos publicando en nuestro blog los perfiles de los grandes profesionales que están colaborando con nuestro proyecto. Es para nosotros un honor contar con estas personas verdaderamente implicadas con el tema de  la diabetes y con trayectorias tan impresionantes. Pero sobre todo, los profesionales a los que estamos entrevistando, ya sean de la medicina o la  educación, destacan por su aspecto humano, porque ese es uno de los grandes objetivos de nuestro proyecto: ofrecer la dimensión humana de la diabetes desde los diferentes puntos de vista de las personas que están implicados en ella.
Es por lo tanto muy importante para nosotros que, además de contar con los testimonios de los pacientes y familiares, sepamos cómo son las personas que encontramos detrás de las mesas de las consultas. Saber quiénes son, qué les impulsó a estar ahí y por qué, y qué hacen para mantener la ilusión y la energía para dedicarse a algo tan complicado como es la diabetes, que imaginamos que tendrá sus frutos, pero que requiere un esfuerzo supremo, tanto, que hemos descubierto que en otros países el diabetólogo no se dedica a temas endocrinos, solo a diabetes. 
Nuestros doctores y doctoras, los que nos tratan aquí en España, tienen que hacer, a veces, malabarismos para poder atendernos correctamente: falta de medios, tiempo, lugares adecuados, falta de personal auxiliar, sobre todo en cuanto a Educación Diabetológica se refiere. Hemos descubierto que contamos, en cuanto a las personas con las que hemos contactado, con auténticos héroes y heroínas que luchan a brazo partido por hacer su labor correctamente con nosotros. Ha sido interesante mirar hacia "la otra parte". Y hemos descubierto que su labor no es fácil. Ha estado bien mirar a sus vidas, sus trabajos, sus preocupaciones y desvelos, sus corazones...
Hoy queremos compartir a uno
de los grandes, alguien que nos toca muy de cerca, el doctor Javier Arroyo Díez, con el que tantos padres extremeños hemos vivido el debut de nuestros hijos o hijas. Su carácter peculiar no pasa desapercibido, pero tampoco su energía y entusiasmo. En nuestro caso él, nuestro querido doctor  Arroyo, junto a nuestras queridas Mercedes e Inmaculada, fueron los que nos acogieron en sus brazos de una manera que superaba en mucho los límites profesionales. Quizás por ser madres solas, el trato y la atención fue en nuestro caso especial, pero son muchas las personas que cuentan experiencias similares a la nuestra. Durante la estancia en el hospital estuvimos en "casa". El doctor Arroyo nos hizo sentir que nuestras hijas estaban en buenas manos. Nos hizo sentir seguras. 
Al hacer la entrevista para nuestro libro, habían pasado ya muchos años desde aquello, desde "nuestro debut". Nos impresionó, sin embargo, encontrarle como siempre en su consulta de Badajoz. La misma energía, el mismo entusiasmo... Fue una entrevista emocionante. Le debemos tanto... 

Quizás mucha gente no lo sepa, pero es a él al que le debemos el tener esta unidad de diabetes que tenemos aquí en Cáceres, y que nosotros pensábamos que estaba ahí por sistema. Abrir esta unidad fue obra suya. Una iniciativa suya, que después ha continuado con muchísimo éxito el doctor Buitrago. Pero no podemos olvidar que fue, ante todo, una iniciativa entusiasta del doctor Javier Arroyo, junto a Inmaculada Rojo, a la que más tarde se unió Mercedes Fernández.  Por nuestra parte, y después de esa entrevista emocionada, no podemos más que agradecerle de corazón todo lo que ha hecho por nosotras y por nuestras hijas y por lo que ha hecho y sigue haciendo por tantos y tantos niños y niñas con diabetes en Extremadura. 



6 comentarios: