EL DÍA QUE TODO CAMBIÓ

Nuestro proyecto pretende dar visibilidad a la diabetes tipo 1 y sus necesidades. El proyecto abarca un libro de testimonios en primera persona sobre la diabetes tipo 1, (pacientes, familiares, amigos, profesionales); un foro: http://www.tuvidacondiabetes.es/ ; este blog; charlas informativas, y un documental que pronto compartiremos con todos los lectores. Gracias por estar aquí y compartir esta dulce experiencia.


jueves, 23 de febrero de 2017

Fidel Jesús Enciso Izquierdo. Especialista en endocrinología y nutrición del Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres

Hoy este espacio va dedicado al Dr. Fidel Enciso. Por unos días dejamos a los pequeños a un lado cediendo el espacio a la diabetes tipo1 en la edad adulta. El doctor Enciso es el endocrino del marido y de la hija de una de nosotras, y en su nombre y en el de tantos otros pacientes, queremos agradecerle la atención que siempre nos presta cuando vamos a la consulta. Gracias.


<<Cada cuatro meses tengo revisión de mi diabetes, con Fidel. A veces toca "hemo" con lo que los veteranos llamamos "maquinita infernal", otras veces toca ver los resultados de la analítica, además de ver si toca "fondo de ojo", tomar la tensión, ver las gráficas de las medidas de glucosa, el cómo mejorarlas... Un rollo, sí, pero es lo que hay. La parte positiva es que todo esto es con Fidel, endocrinólogo del San Pedro de Cáceres. Porque sí, las consultas con él son... cómo lo diría, son... bueno, para empezar una forma agradable de soportar ese control periódico de esta diabetes que nos ha tocado. Porque cuando entras en su consulta, que así de primeras vas nervioso, no sabes cómo ha salido la analítica, qué ha dado la "hemo" con la "maquinita infernal", cómo habrán salido las curvas de la glucosa..., entonces, Fidel te pregunta que cómo te va, tú le dices, o al menos yo se lo digo, que estupendamente, y te pones a hablar con él de lo que te ha pasado o ha dejado de pasarte con la bomba, con el medidor... y todo esto lo va mezclando con la toma de tensión, con que si la "hemo" está bien pero que la vez anterior estaba mejor, y va descargando los datos, que si esas subidas de la noche se pueden superar subiendo la basal a esa hora, que si te va a subir la pastilla de la tensión que no termina de estar controlada... todo ello en un ambiente como de amigos hablando de sus "cosas". Lo que quiero decir es que en la consulta de Fidel parece que no estás en una consulta de un médico, parece más que estás con un amigo que sabe y entiende de tus problemas y que te puede ayudar, y eso es de agradecer, porque, al menos yo, y supongo que todos, es lo que quiero de mi endocrino. ¿O no? Además con Fidel hay algo más, hay un plus, y es que tiene, como yo, muy claro que la solución a nuestra enfermedad pasa por los avances tecnológicos, que no basta con controlarse muy bien cada día, que hay que ir más lejos y aprovecharse de estos avances. Y cuando hablamos de estos temas veo que se le iluminan los ojos, y te anima a sacarles provecho, porque efectivamente no basta con usarlos y punto, y entonces saca de un estante ese nuevo medidor y te ofrece que lo uses, que le saques provecho... y mientras hablo con Fidel de todas estas cosas sé que en la sala de espera la gente va mirando el reloj y preguntándose porqué va con tanto retraso, justo como yo hacía antes de entrar en su consulta. Pero eso es otro tema.
Cada cuatro meses tengo revisión de mi diabetes, con Fidel, que no es lo mismo que con cualquier otro endocrino>>. Juan Luis Rueda. Paciente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario